En AMATURI llevamos muchos años trabajando con personas con diversidad cognitiva y funcional, con mujeres, con juventud y con otros colectivos. No sabemos cuánto habremos enseñado pero sí sabemos cuánto hemos aprendido. Nuestro método es fruto de una larga experiencia, de nuestro encuentro con las personas en cada uno de sus espacios. Somos un laboratorio de arquitecturas sexuales efímeras, una sala de espejos en la que cada quien pueda mirarse y compartir lo que observa, siempre desde lo personal; porque cada uno/ha de nosotros, vive, reconoce, disfruta la sexualidad desde lo propio, el único y el diferente.

Acciones

NOSOTRAS

Debo

Yo soy Débora Baz Rodríguez (Debo), llevo más de veinte años trabajando cómo educadora sexual recogiendo aprendizajes en cada espacio formativo. Mi profesión me define, determina y condiciona, reconozco que en algunos momentos me gustaría que la carga emocional no había sido tan intensa, pero cuando trabajamos la cuestión sexual nos acercamos desde lo íntimo y lo íntimo es emocional.

Alberto

Yo son Alberto Casqueiro Iglesias. Llevo treinta años formándome y veinte trabajando cómo educador en facetas como la educación afectivo-sexual, la educación para la salud y la inteligencia emocional. Inevitablemente, educo desde la emoción, desde lo que soy. Con mi manera de hacer, pretendo provocar la reflexión en un proceso de acompañamiento en el que yo también crezco. Intento que las personas generen nuevas estrategias adaptativas con las que incrementen su bienestar.